Ecofactores positivos para potenciar la creatividad


Los ecofactores son los elementos del ambiente que influyen en nuestro crecimiento y desarrollo. Los ecofactores positivos son los que nos nutren y nos potencian y los negativos son los que no lo hacen, e incluso inhiben o bloquean la expresión.

¿Cuáles serían los ecofactores positivos de una semilla?
Aquellos que la nutren para facilitarla crecer: un buen lugar en la tierra fértil, el agua, y el sol por ejemplo.

Por el Principio Biocéntrico (Toro, 1960), cuando una semilla encuentra las oportunidades para expresarse (ecofactores positivos) que la nutren, la vida por sí misma se abre paso y emerge el primer brote verde. Y si continúa en ese ambiente por tiempo, sigue fortaleciéndose cada vez más, progresivamente.

Las personas, como humanos, también somos como la semilla, con toda la complejidad maravillosa y sagrada de la vida. Contamos con potenciales innatos que nos pueden llevar a brotar…¡si nos abrimos a dar y recibir los ecofactores positivos!

De un lado está el impulso biocéntrico que nos lleva instintivamente al desarrollo y al crecimiento. Tan solo amor, seguridadd y libertad y un bebé va comenzando a desarrollar su sistema motor, visual, sensitivo-motor, etc. Va desarrollando las categorías de movimiento progresivamente, como el equilibrio, la fuerza, la fluidez, el sinergismo, la coordinación, la agilidad, etc.

Ahora bien, ¿cuáles serían los ecofactores positivos para los seres humanos?
Pues además de los elementos de la naturaleza como el agua y el sol, que también los necesitamos, somos seres sociales. Nos necesitamos para crecer y desarrollarnos.

¿Qué es lo que nos nutre y nos potencia?
Para responder a la pregunta nos podemos peguntar también: ¿cómo son las relaciones que mantengo en mi vida (amistad, relaciones íntimas, madres/padres, hijas/os, laborales, con otras personas…) ¿Qué hago en mi vida y con qué valores? ¿Dónde y cómo vivo?

El ambiente de nuestra casa y el ambiente de nuestro trabajo es fundamental para desarrollar y potenciar la creatividad y la innovación y las emociones que sentimos en ambos ambientes influye directamente en este crecimiento.

EJEMPLOS DE ECOFACTORES NEGATIVOS

+ e insultos
+ Desprecio hacia las personas
+ Todos los tipos de violencia
+ Frases y comunicación descalificadora
+ Contacto sin feedback

EJEMPLOS DE ECOFACTORES POSITIVOS

+ Calificación auténtica hacia las personas
+ Valoración y agradecimiento hacia las personas
+ Comunicación con feedback
+ Contacto y caricias con feedback

Si queremos dar paso a ese brote verde como a la semilla, mantenernos fuertes, firmes, presentes y con proactividad y vulnerables al mismo tiempo, adaptándonos también al “viento”, al “agua” y en definitiva, a las circunstancias de la vida, emerger y dar frutos sabrosos y abundantes, creemos un lugar y unas relaciones que beneficien y faciliten este proceso creativo.

¡Seamos ecofactores positivos para nosotras/os mismas/os y las demás personas y potenciemos juntas/os nuestra creatividad!

Sandra de Rivas. Neuronilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *