Dos corazones palpitando

Dos corazones palpitando,

danza cósmica pulsante,

vínculo sagrado y ancestral,

energía femenina que se expande.

 

Sacralidad, gloria,

apertura consciente,

¡y orgasmos de pasión!

 

Dijimos sí a la vida

danzando en amor nuestro ritual.

Y un día, con sorpresa y alegría

¡eres real!

 

Nuestros rostros sonrosados

el misterio iluminó

Aún no te conocemos…

y ¡te amamos!

 

Hoy en mi útero te siento

te mando mensajes de amor

por el canal de mi cuerpo

y la energía interior.

 

Poso mis manos para darte,

acariciarte a través de la piel

membranas que nos separan

y que nos unen también.

 

Tu eres vida, yo soy vida.

Nos transformamos juntas.

Somos vida.

 

Te acompaño,

te nutro,

te amo.

(Sandra de Rivas. 2017)

1 Comment

  1. Matteo Signori dice:

    Me ha emocionado mucho tu poema, Sandra. Te felicito lo mejor a ti y a tu nueva criatura…un abrazo muy grande!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *