10 beneficios para evitar demasiados juguetes en la infancia

Es costumbre en muchas casas y familias ver imágenes como la habitación de dormir o el salón lleno de juguetes por el suelo, estanterías, mesas…y hacer regalos en exceso especialmente en fechas ocasionales como cumpleaños o navidades.

Mi pareja y yo tratamos de disponer un hogar con armonía, con permiso al juego libre, libertad y amor. Evitar el exceso de juguetes no significa evitar el juego.

Os comparto 10 beneficios por los cuales recomendamos evitar el exceso de juguetes:

1) FOMENTA LA CREATIVIDAD DEL/A NIÑA/O


El/la niña/o tiene el instinto de jugar innato. No necesita juguetes para crear. Antes creábamos un sin fín de posibilidades desde un palo o nuestro propio movimiento.
Estudios científicos han demostrado que cuando hay muchos objetos la creatividad se reduce y c uando hay 1, 2 ó 3 la creatividad aumenta. Nos centramos más en ese objeto y creamos posibilidades de movimiento diversas, nuevas combinaciones.

Cuando dejo a mi hija unas pinturas y la observo veo que una idea es por ejemplo pintar con ellas y cuando permanece más tiempo con ellas observo que investiga cómo es, por qué se mueve la punta cuando se rompe, aprende los colores, junta varias pinturas y hace un tren…

2) FOMENTA LA VITALIDAD DEL/A NIÑA/O


La vitalidad es otra de las líneas de Biodanza, que forma parte de nuestra vida. Es el movimiento y también es el reposo, es el equilibrio (homeostasis) que nos hace permanecer en bienestar. Cuando el/la niña/o no juega en una habitación llena de juguetes por todos lados significa que tiene espacio para moverse y espacio para reposar. Es decir, conecta más con su movimiento libre (percepción corporal) y puede disfrutar de danzar o moverse desde otro lugar (no esquivando objetos como cuando tiene juguetes). Si ponemos música en la habitación vamos a potenciar mucho más el movimiento y según la música, también el reposo.

La invitación es a poner músicas que inviten más al movimiento o al reposo de forma equilibrada. De una manera indirecta estamos favoreciendo que el/la niña/o pueda escuchar aún más fácilmente sus necesidades orgánicas.

3) FOMENTA LA AUTOESTIMA DEL/A NIÑA/O


Cuando el/la niña/o se encuentra en una habitación llena de juguetes son para el/ella estímulos «irresistibles». Esto genera mucho movimiento y desconexión con una/o misma/o porque el «objetivo» está puesto en «esto, lo otro, luego lo otro…». Genera hiperactividad y estrés. Cuando el/la niña/o está sin juguetes o con 1-2 juguetes está en su juego. Aumenta la concentración y por lo tanto el estar presente en el lugar, aquí y ahora. Esto a su vez fomenta la autoestima porque el juego va de «dentro afuera» y no es el juguete el que estimula al/el niña/o (especialmente si tiene pilas o botones!) sino el/la niña/o que se estimula a sí mismo/a a través de juego vivencial.

4) FOMENTA LA AFECTIVIDAD DEL/A NIÑA/O Y DE LAS PERSONAS QUE JUEGUEN CON EL/ELLA


Cuando no hay juguetes intermediarios, las personas por instinto nos relacionamos unas con otras. Esto fomenta el jugar juntas/os y por lo tanto la comunicación y el encuentro. La propuesta es acompañar sus procesos, el juego libre y solamente intervenir los/as adultos para poner los límites realmente necesarios (por ejemplo, para evitar la violencia en sus distintos grados). El juego sin juguetes o con 1-2 juguetes fomenta en general el compartir, si dichos juguetes especialmente son juguetes para jugar juntas/os, por ejemplo, comba, pelota, cubos y palas para crear con la arena, pinturas…

5) FOMENTA EL AUTOCONOCIMIENTO DEL/A NIÑA/O Y LA ESCUCHA

Tiene relación con el motivo 3. Decía que cuando hay 1-2 juguetes, dedicamos el tiempo a ellos (en vez de movernos por todo el espacio de forma alterada). Esto fomenta la concentración y el autoconocimiento de una/o misma/o porque puede escuchar su respiración mientras juega, por ejemplo. También fomenta la escucha porque tiene la atención puesta en una sola cosa en vez de en muchas a la vez.

6) FOMENTA LA ARMONÍA Y LA PAZ INDIVIDUAL Y EN EL HOGAR


Cuando vivimos en un hogar con estas características no solamente mejora la tranquilidad del/a niña/o sino también de toda la familia pues se puede convivir de una forma más armónica.

7) SER VS. TENER


Cuanto más tenemos, más queremos, más consumismo y más motivación por querer lo que está afuera. Cuanto menos tenemos, más podemos vivenciar en el presente, disfrutar de nosotras/os mismas/os y de las personas con quien jugamos, más motivación por disfrutar de lo que está dentro y compartirlo con las demás personas (niñas/os y adultos).

¿Cuáles son vuestros valores?

8) AUMENTA LA CALIDAD DEL JUEGO


Cualquier experiencia valiosa en la vida requiere tiempo (embarazo, una flor, una calabaza, un arbol…).
Si tenemos muchos juguetes por todos los lados, nos invita a dedicar poco tiempo a cada uno, mientras que si jugamos con 1-2 muy concretos el tiempo que pasamos es mucho mayor y la calidad de la experiencia aumenta y se hace valiosa.

9) AUMENTA LA SALUD EMOCIONAL INDIVIDUAL Y FAMILIAR


En estas condiciones óptimas las emociones pasan de ser estresantes a tranquilizadoras y entusiasmantes. Las emociones son mucho más agradables y por lo tanto nuestra salud también (la del/a niña/o y la de la familia y las personas alrededor).

10) ¡DISFRUTAMOS TODAS Y TODOS!

La propuesta es ser en el juego, disfrutar jugando de la vida, asombrarnos de lo cotidiano, ver la belleza de la naturaleza, encontrarnos con las demás personas, cuidar y amar.

Sandra de Rivas Hermosilla

Os invitamos a venir en familia al I Campamento creativo de verano 2019 (2-9 agosto)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *